lunes, 3 de diciembre de 2012

Obama y el poder del Social Media

Imanes a la venta tras la reelección del presidente de los Estados Unidos


Hace poco más de 4 años parecía imposible pensar que la presidencia de los Estados Unidos o de cualquier país podría depender de los medios sociales. Hoy no lo pensamos, es un hecho.

Todo comenzó cuando Barack Obama, hoy reelegido presidente de Estados Unidos, comenzó su campaña en 2007 a manos del gurú de nuevos medios Chris Hughes quién dejo su propia empresa para dedicarse por completo a la campaña de este.

El trabajo de Hughes se basaba en la creación de grupos de apoyo bajo uno de los mantras de facebook: keep it real, keep it local, basados en la conexión que el afroamericano tenía con diversos colectivos cómo vecinos, músicos o toda aquella persona con la que compartiese aficiones. Se llegaron a crear más de  35000 grupos.

La tecnología y sitios como MySpace, Flicrk, Twitter y Facebook fueron usadas con el objetivo de fortalecer el sistema de relaciones entre los participantes voluntarios. Mybarackobama.com también fue un espacio para reunir datos para los votantes con información detallada sobre cada uno de los estados americanos además de impulsar la recaudación de fondos para su campaña.
Pese a que resulta imposible saber cuántos votos fueron ganados por su campaña en los medios, una encuesta realizada por el Centro Pew muestra que el 46 por ciento de los estadounidenses usó los medios sociales para informarse.

En esta última campaña un estudio revela el peso brutal de las redes sociales en las campañas tanto de Obama como de Romney. En este, datos como la mayor actividad de los seguidores de Obama fueron revelados.
La estrategia de los dos candidatos fue muy activa en las redes sociales, pero la imagen más visual en Facebook de Obama contrastó con el perfil sobrio y clásico de Romney. Cierto es que no debemos olvidarnos que Obama contaba con 4 años de ventaja en los medios sociales.

Todo ello me hace pensar en una Politica 2.0 que cada vez está más extendida mundialmente pero cuyos “maestros”, sin duda alguna, son los norteamericanos.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada