miércoles, 28 de noviembre de 2012

Lo barato al final sale caro...




La generalizada creencia del que el marketing on-line es gratis puede acabar saliendo muy caro.
Lo cierto es que las empresas tendrían que ser conscientes que toda actividad de marketing on-line y social media necesita de un profesional que planifique una actividad constante en torno a la marca y unos recursos mínimos que garanticen una buena gestión de todo ello.

Un ejemplo de ello, sería la campaña de Donnetes de "A pedir al metro" que tuvo que ser retirada por la presión que se creó en Twitter. Todo comenzó cuando la empresa decidió lanzar en Valencia una campaña con una serie de lemas agresivos, aunque tengo que entender que su intención era ser graciosos. Tras la presión que se ejerció en Twitter la campaña fue retirada y los responsables se disculparon rápidamente. Lo cierto es que podría considerarse como una buena gestión de crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada